Rinoplastia Secundaria

Rinoplastia Secundaria

La evolución de una rinoplastia no siempre es satisfactoria. Algunas veces por la falta de pericia del cirujano, otras por falta de concepción  artística, y en algunas ocasiones por un post operatorio irregular. Hay que considerar que en  la rinoplastia, al igual que  en la escultura convencional, el cirujano juega el mismo rol que el artista cuando esculpe un objeto inanimado. El artista plasma en su obra escultórica aquello que concibe en su mete como hermoso. Muchas veces el resultado dista de lo que el paciente tenía en mente. Y eso se debe a que posiblemente  para el cirujano el resultado es perfecto desde su concepción artística personal. Por esos motivos  la rinoplastia es la operación que con mas frecuencia amerita retoques.

Hay dos tipos de pacientes que consultan por segunda opinión en rinoplastia: aquellos que han sido sobreoperados (eliminación excesiva de tejidos, el síndrome de Michael Jackson) y aquellos que han sido suboperados (pacientes que han quedado muy parecidos a como lucían antes de la operación). Con mucha frecuencia los pacientes sobreoperados han sido intervenidos varias veces antes de venir a la consulta. Cada una de estas situaciones amerita un tratamiento diferente. Al paciente suboperado se lo trata como si nunca hubiera sido operado. Pero en el paciente sobreoperado la situación es diferente. Casi siempre se ha retirado mucho cartílago y hueso del dorso (jiba) y se ha rotado mucho la punta hacia arriba (nariz en silla de montar, nariz en resbaladera).



Reserve una cita con la clínica de cirugía plástica del Dr. Miranda llamando al:

04-228-1062